Mi?rcoles, 05 de agosto de 2009
Diversos estudios revelan el efecto perjudicial sobre la salud que producen, a la larga, los distintos tipos de snacks, tando dulces como salados.
Todos los aperitivos salados, desde aceitunas a patatas fritas, snacks y frutos secos, traen un contenido extra de sal que en muchos casos llega a ser excesivamente alto, y no siempre se percibe al paladar (los 'aromas' lo enmascaran..pero la sed viene después).
Este alto contenido en sal es el responsable de la retención de líquidos, especialmente en mujeres y especialmente en las caderas y muslos.

Por otro lado, chocolatinas, helados industriales y golosinas traen cada vez un mayor contenido en azúcares, que unido a la dependencia que provocan, hacen que los niveles de glucosa en sangre se disparen. Uno de cada tres nuevos diabéticos reconoce haber sido un fan de este tipo de snacks.

Uno de los aperitivos que salen peor parados son las palomitas de maiz que se venden en sobres para microondas. Vienen con una grasa hidrogenada blanquecina en su interior que es muy alta en colesterol, además de traer un alto contenido en sal. Solo tenéis que abrir uno de esos sobres antes de hacerlo y comprobaréis que el maiz viene 'embarrado' con un sebo blanco que una vez visto quita las ganas de comerlas.

Todos los snacks crean dependencia porque sacian el ansia de comer con pequeñas porciones que nos hacen pensar que no engordan. Ahí radica su éxito: pequeñas cosas que llevarse a la boca para matar el tiempo.
Hay que saber decir no, y hay que ir al supermercado siempre recién comido, o de lo contrario nos traeremos todos los snacks que hábilmente nos pongan por delante.

 

Publicado por Slovie @ 10:35  | NOTICIAS QUE DEBES LEER
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios